miércoles, 2 de octubre de 2013

Mariposa


Mariposa que naciste del cielo, 
hija de la luz azul y del calor del sol.

Lapizlázuli tu padre y el calor del día tu madre.
Éres la metáfora que mi alma anhela:
libre, despreocupada, frágil, y amada.
Tus versos son cada instante de tus aleteos,
y  los lienzos en tus alas, el aroma floral de tu alma.

Sin ti la vida podría existir, pero sería una vida gris,
pues contigo: la vida son hermosos puntitos de colores,
 estrellas matinales en un azulado día.

Contigo la vida es poesía, música y espíritu.

Mariposa hermosa y efímera,
te vas rápido, 
como la belleza que impacta letalmente, 
por ser tan bella,
que existir más, no sería congruente.

Éres el anhelo de la esencia de la vida:
El alma feliz, alegre y despreocupada,
que abre sus alas como una sonrisa,
y que flota acarreada por la brisa,
como gozando lo que te depara la vida

Dame la fuerza de tu espíritu,
para sobrellevar esta gris humanidad.
Dame la fuerza de tu libertad,
para encontrar mi verdadero camino.
Dame la fuerza de tu fragilidad,
para ser necesario en un mundo cruel,
y así...enseñarles, que lo hermoso, es más
fuerte que lo violento.



No hay comentarios: