jueves, 9 de diciembre de 2010

El amor con besos.....




Margarita en medio de la pradera,
nacida para ser amada con besos de amor,

delicada esencia de una flor,
sutil mezcla de sensibilidades y perfumes.


Extracto divino de un beso…
y ternura que lleva al cielo…


Un día estaba lloviendo, saliste a sentir el agua,
y le cantaste al cielo, a la vida, al amor y a mí…
Lloraste de alegría por estar tan viva
y el cielo lloró de alegría al verte tan contenta.

Tú, la mujer de labios delicados y elegantes,
sensuales como el terciopelo de una rosa,

me elevaste al cielo con el primer beso
y de ahí... al mundo de tu corazón.


Al mundo de las delicias de tu piel….


A tu alma azul-lapislázuli, 

me brindaste la delicadeza de tu silueta,  
con tus ojos maravillosos me hiciste el amor
mientras tu cuerpo cabalgaba en mi corazón…

en mi sensualidad…
 

Tu cintura me invitaba a estrecharla
y mis manos no la dejaban ir……
como si estuviera esculpiendo el más suave
 jarrón de porcelana…


Las sábanas se perfumaron de tu esencia,
y se quedó ahí tu aroma para siempre,
se hicieron tersas al envidiar tu piel hermosa.



La sutil elegancia de tus pechos me intoxicó de tu extracto de mujer.

Me embrujó tu hermosura, tu mirada delicadamente lasciva,  que escogió la virilidad de mi alma para extender sus pétalos y abrazarla con su húmedo perfume.




Te atreviste a usar delicadas telas
que apenas se sostenían en

la preciosa silueta de tu cuerpo
y en nuestro arrebato de pasión,
como pétalos de una flor sobre tus hombros de porcelana,

en una delicada pausa, resbaló sedosamente el vestido de satines rojos, encontrando descanso en la suavidad y redondez de tus pechos hermosos,
y tras un instante divino... el sostén de seda rojo, cedió,  como en un desmayo.
Brotaron tus senos esplendorosos...
como el sol cuando amanece...
como un racimo de rosas desprendiéndose del listón que apenas le sostiene,
explosión exquisita de tu perfume,

estruendo de pasión de tus colores... esos...
los rosas más tiernos de tu piel...

Así mi virilidad fue escogida para que tu feminidad fuera besada…


El universo nos puso a ti y a mi, 

en una interminable pasión …
El día que hicimos el amor con besos……..



6 comentarios:

Leo dijo...

Ufff, Armando: Esto es cantarle al amor de una forma deliciosa, elegante, sensual, poética, magníficos versos en este poema de canto a la alegría y al amor.

Gracias por compartir esta preciosidad.

Saludos afectuosos.

Leonor.

Anónimo dijo...

Realmente cautivador. Si te inspiro alguien, te felicito!!! por tener en tu alma esos bellos sentimientos, no cualquiera los inspira.
Seguramente estas palabras la cobijan y la hacen sentirse una Princesa.

Me escanta tu Poesia como a Madurado y evolucionado haciendote sutilmente sensual y elegante.
Felicidades!!!!!

LUCIA dijo...

Muy hermoso su escrito, mucha pasión y amor encontré allí. Felicitaciones. LUCIA

koky dijo...

Hola. Muy hermosa la conjunción de palabras, muy pero muy emotiva. mis sinceras felicitaciones- Jorge

Anónimo dijo...

Preciosa

Anónimo dijo...

Hola: realmente muy inspirado se nota que está enamorado. Yo lo felicito pero me permito hacerle un llamado (si no le molesta): quedaría mucho mejor su poesía si respetara la regla ortográfica de los tiempos verbales correctamente. Donde ud escribió "Si la alegría de una mujer sería flor..." el tiempo verbal correcto es FUERA, debería escribir: "Si la alegría de una mujer FUERA flor".
Espero que no se ofenda, pero cuando uno se decide a escribir hay que usar diccionarios si se pretende hacer las cosas bien. Ahora, si lo suyo es escribir por escribir bueno, disculpe.
Saludos
Dafne